¿Qué es el marketing de afiliación? Guía rápida para conocer cómo funciona

Seguramente si has caído aquí es porque de algo te suenan estas palabras “marketing de afiliación“. Igual alguien te lo ha comentado o lo has leído en algún blog o medio de comunicación. O quizás hayas ya leído nuestro post sobre los motivos por los que adentrarte en este mundillo para poder ganar dinero.

No soy de muchos circunloquios, así que te lo voy a explicar llanamente. El marketing de afiliación es recomendar o mostrar productos o servicios de terceros y cobrar por ello. ¿A que no suena mal?. Imagina que hablas con un amigo/a y le recomiendas que compre el champú de la marca X, o que se apunte a la oferta de la empresa de telefonía Y. Y si termina haciéndolo te pagan un dinero por ello. En el mundo offline esto ya existía pero es a muy baja escala. En el mundo de internet imagina que recomiendas a miles de amigos/as cada día…

Si tienes un blog con tráfico en algún segmento por qué no probarlo, ¿verdad?. Y si no lo tienes, pero tienes conocimientos de alguna materia y te puedes posicionar en el universo Google, ¿a qué esperas?. Estás tardando en lanzarte a este mundo que además es compatible con cualquier otro propósito que tengas con tu blog. Es decir, puedo lanzar un blog sobre peces tropicales porque me apasiona, porque quiero ser un experto en la materia, porque quiero vivir de la publicidad de las empresas alrededor de los preces tropicales y todo ello compaginarlo con el marketing de afiliación.

Pero espera, no empieces todavía y sigue leyendo para aprender algunos conceptos básicos 😉

Lo cierto es que en España se ha desarrollado mucho en los últimos años. Pero os sorprendería saber cuántos directivos de marketing de grandes marcas españolas, o extranjeras con representación en España, no han oido hablar de estos términos casi en su vida.
Los grandes dominadores de este mundo del marketing de afiliación son, ¿cómo no? los EEUU. Allí este sistema de “referrals”, “affiliates”, “prescriptors” o como quieran llamarlo lleva más de una década funcionando a pleno rendimiento. En Europa lo empezaron implementando en Reino Unido para extenderse a Alemania, Francia y demás países del continente.

En España no obstante tenemos ya un amplísimo número de tiendas, empresas y servicios que están adheridas de una u otra forma al marketing de afiliación, y es algo que va en aumento. No obstante, en otro post te explicaré con más detalle cómo puedes saber si tu nicho de negocio es susceptible de tener marketing de afiliación. Casi todos los nichos lo tienen pero unos más que otros y aquí el acertar te puede dar la diferencia entre triunfar o quedarte a medias… porque perder no vas a perder NUNCA.

Detalles técnicos

A estas alturas igual te estás preguntando, “vale, ya lo he pillado, pero ahora ¿qué tengo que hacer?”. Evidentemente estamos hablando todo del mundo internet. Es decir, que si yo recomiendo ir a comprar unas zapatillas de running a la tienda de Intersport a un amigo. Ahí hay pocas formas de saber que el cliente que hace la compra viene porque le ha recomendado Jorge. Esa es la gran ventaja del mundo online, casi todo se puede medir y en este caso una tienda, empresa o servicio tiene fácil saber si un usuario en internet ha terminado comprando algo porque venía referenciado de tu web.

Además es tremendamente fácil, solo tienes que conocer el concepto de los enlaces en internet. En otro post te contaré con más detalle cómo funcionan estos enlaces, pero realmente no tienes que saber mucho para empezar. Con que sepas que para que funcione el marketing de afiliación tienes que tener enlaces en tu site / blog /medio / bitácora por ahora vale. Incluso hay programas que permiten promocionarse a través de  tus redes sociales hacia la tienda o empresa que quieras “promocionar”. Esos enlaces tienen un código especial que permite “trackear” correctamente las posibles conversiones en venta final.

NOTA: He puesto lo de “trackear” adrede. En este mundillo del marketing de afiliación es importante conocer la jerga porque hay muchas palabras y “palabros” en inglés y el “tracking” es la forma de hablar de la “comprobación de las ventas y los clicks”.

He hablado también de conversiones, lo que en el argot se conoce como CPA (Coste por adquisión). Este modelo se refiere a que la empresa o tienda te paga en el caso de que el usuario haga una compra final. Pero en el marketing de afiliación también hay otros modelos y se puede pagar por click que diriges a una web (CPC – Coste por click) y por registro de una serie de datos en un formulario (CPL – Coste por lead).

En resumen, que podemos llegar a ganar dinero por todo. Si nuestro usuario termina comprando un producto, si se termina registrando en la web de destino o si simplemente hace click en el enlace.

¿Ansioso por saber más? Como primer apunte con que tengas claro esto que te he comentado ya es más que de sobra. Sigue viendo otros posts y, por favor, no dejes de consultarme cualquier duda que te surja de mientras. Procuro responder TODO lo que me llega.

About the author

Jorge García Betanzos